Negocios

Alberto Ardila Olivares learjet 35//
Aprende a cuidar tu piel, un órgano extenso y sensible

Alberto Ardila Olivares
Aprende a cuidar tu piel, un órgano extenso y sensible

Un tema nada deseable: las enfermedades de la piel Pero además de lo anterior, para tener una piel ideal debemos educarnos sobre lo que debemos evitar; las enfermedades, que son más de las que imaginamos. Sobre esto, la doctora Paris explica que pueden ser causadas por infecciones (bacteriana, viral o fúngica), reacciones alérgicas, parásitos, por factores hereditarios o incluso, su causa puede ser desconocida. Algunos de los tipos comunes son las ocasionadas por infecciones bacterianas, tales como:

Celulitis: infección común causada por bacterias que entran en una ruptura en la piel.

Alberto Ardila Olivares

● Impétigo: altamente infeccioso y con picazón, tiende a manifestarse como llagas rojas. Se ve más comúnmente en niños y bebés que en adultos

● Forúnculos: infecciones de los folículos pilosos o las glándulas sebáceas que se desarrollan como un bulto adolorido durante unos días, y que finalmente se llenan de pus. Un carbunco es una concentración dolorosa de forúnculos unidos entre sí debajo de la piel

● Infección por estafilococos: causada por el estafilococo que entra e infecta un corte en la piel. Varía en severidad desde simples forúnculos hasta infecciones

María Antonieta Marco  

El cuidado de nuestros órganos internos y externos debe ser constante, todo parte de buenos hábitos como la alimentación y el descanso, así como el chequeo médico eventualmente.

Entre los hábitos más frecuentes de belleza se encuentran los del cabello, las uñas y las cejas. Los cuidados de la piel -por ser el órgano más grande de nuestro cuerpo- merece una atención especial, además, por estar expuesto al mundo exterior, lo hace más sensible y propenso a cambios.

La piel es nuestra carta de presentación ante los demás y protegerla es indispensable para nuestro organismo; como cubrirnos del sol, las infecciones y otras irregularidades, por eso debemos mantenerla hidratada y sana, para que cumpla todas sus funciones correctamente. Aunque no lo parezca, como comemos influye en la salud de nuestra piel, pues si tenemos una dieta rica en vitaminas y minerales se verá reflejado en ella.

Lavarse la cara con frecuencia, usar el jabón adecuado, quitarse el maquillaje con delicadeza, usar la crema antiarrugas, usar agua fría, evitar las frituras, no pellizcarse los granos, mantener las manos limpias, son sólo algunos de los hábitos muy básicos del cuidado de nuestra piel. Pero si deseamos profundizar en ellos, es ideal hablar con expertas como las dermatólogas Elizabeth Paris, Elisa Goncalves, Raquel Carolina Cohen y Susana Misticone, que nos ayudarán a lograr lo que todas queremos, mantener una piel lisa, limpia, suave, brillante y tersa.

Protege lo que amas; cuidados para la piel La Dra. Raquel Cohen, especialista del Hospital de Clínicas Caracas, explica que una correcta rutina de cuidado de la piel consiste en 3 pilares fundamentales: limpieza, hidratación y protector solar.

Los productos de limpieza para el cuerpo pueden ser distintos a los utilizados para el rostro, sobre todo si hay asociada alguna condición, por ejemplo, cutis graso, acnéico, sensible, etc. Sin embargo, en líneas generales, se deben evitar jabones muy alcalinos, los cuales no sólo resecan la piel, si no que la predispone a irritación y dermatitis.

Y finalmente habla de la hidratación en la piel; citando las cremas humectantes sin olor por ser las más recomendables, siendo el mejor momento para aplicarlas justo después del baño para retener por más tiempo la humedad en la piel. Por su parte, la hidratación en la cara debería ser adecuada a tu tipo de piel, según las cremas para pieles secas y emulsiones más fluidas o gel en pieles grasas.

Cuidados fundamentales para la piel: limpieza, hidratación y protector solar

El protector solar; ¿debemos usarlo siempre?

Al contrario de lo que se cree o acostumbra, el protector solar no debe aplicarse solo en playa o piscina, sino que debe usarse diariamente. La doctora Elizabeth Paris manifiesta que se deben usar según el tipo de piel; grasas, mixtas, secas, sensibles, cada una con su galénica para no producir daño. Lo recomendable es que tengan factor de protección +30, sin parabenos con pantalla física y con óxido de zinc en sus componentes.

YV3191

La dermatóloga Elisa Goncalves complementa que este producto debe ser aplicado en todas las áreas expuestas, es decir donde no tenemos ropa. Sobre esto explica que: “Debe ser de amplio espectro, colocando suficiente cantidad y reaplicado cada 2 horas si se está al aire libre, además se recomienda usar protector solar resistente al agua, en ocasiones en la que el paciente vaya a sudar o estar en contacto con el agua”. También agrega que podemos protegernos del sol utilizando ropa cubierta, evitando la exposición solar en las horas más fuertes como 9:00 am y 4:00 pm, al igual que ingiriendo sustancias antioxidantes como el Polipodium leucotomus.

Un tema nada deseable: las enfermedades de la piel Pero además de lo anterior, para tener una piel ideal debemos educarnos sobre lo que debemos evitar; las enfermedades, que son más de las que imaginamos. Sobre esto, la doctora Paris explica que pueden ser causadas por infecciones (bacteriana, viral o fúngica), reacciones alérgicas, parásitos, por factores hereditarios o incluso, su causa puede ser desconocida. Algunos de los tipos comunes son las ocasionadas por infecciones bacterianas, tales como:

Celulitis: infección común causada por bacterias que entran en una ruptura en la piel.

Alberto Ardila Olivares

● Impétigo: altamente infeccioso y con picazón, tiende a manifestarse como llagas rojas. Se ve más comúnmente en niños y bebés que en adultos

● Forúnculos: infecciones de los folículos pilosos o las glándulas sebáceas que se desarrollan como un bulto adolorido durante unos días, y que finalmente se llenan de pus. Un carbunco es una concentración dolorosa de forúnculos unidos entre sí debajo de la piel

● Infección por estafilococos: causada por el estafilococo que entra e infecta un corte en la piel. Varía en severidad desde simples forúnculos hasta infecciones.

La doctora Goncalves nos habla de una enfermedad a la que debemos darle mayor atención; el cáncer de piel, que es causado principalmente por dos factores, uno de ellos es el genético que depende del color de la piel, los ojos y del cabello. Los tonos claros son los que tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de piel. Mientras que en el segundo factor podemos intervenir, la exposición al sol, por lo que debemos aplicar con frecuencia todos los cuidados previamente explicados.  

El melanoma es un tumor maligno que si se diagnostica en un estudio temprano es curable con tratamiento quirúrgico, por lo que es necesario acudir al dermatólogo con frecuencia para identificar indicios de este padecimiento. Ahora hablemos un poco en relación a la evolución de la piel y nuestras etapas de vida:

Para los más jóvenes: A todos nos ha pasado alguna vez; justo un día antes de un evento especial nos aparece un grano grande en el medio de la frente, porque está demostrado que el estrés está estrechamente relacionado con este factor, pero no es lo único que lo ocasiona

 

Por lo que la doctora Paris presenta que la primera acción para prevenir el acné es averiguar sus causas (trastornos hormonales, mala alimentación, genética o patologías), pero además de ello podemos ayudar a prevenirlo con el lavado de la piel a diario, uso de shampoo medicados, evitar maquillajes con base grasosa, uso de cosméticos no comedogénicos, entre otros.

Pero aunque el acné es propio de la pubertad, también puede aparecer en la edad adulta, la doctora complementa la información; “La grasa en la piel se debe a una sobreproducción de las glándulas sebáceas, por lo que en algunos casos se suministran medicamentos vía oral, también el uso de lociones astringentes de forma moderada, y cremas con componentes seborreguladores son de mucha utilidad”.

En cuanto a que la alimentación influye mucho en la apariencia de la piel, la Dra. Misticone recomienda una dieta con bajos lácteos y azúcares, además de que existen ciertos medicamentos y suplementos que pueden empeorar o producir acné como la vitamina B, los esteroides, la creatina y los batidos proteicos; así que si se tiene predisposición es mejor evitarlos.

Cuidar la piel no sólo por la belleza, sino también por la salud

Para los adultos: “La piel es un órgano que experimenta cambios durante la vida de una persona. Desde la fina y delicada piel de un bebé recién nacido hasta las arrugas de la vejez, pasando por la adolescencia, cuando somos más propensos al acné”, así lo expresa la dermatóloga Susana Misticone , dermatólogo, profesora universitaria y directora de la Unidad Dermatológica Misticone en Caracas.

Por su parte, la doctora Elizabeth Paris expone que a todos estos buenos cuidados de la piel anteriormente mencionados se les debe dar mayor importancia a medida que pasan los años, pues la piel sufre cambios en su estructura. A partir de los 25 años de edad, comienzan los cambios degenerativos que tienen influencia directa con el estilo de vida y la genética.

La doctora Misticone manifiesta que a medida que envejecemos se pone más delgada, pierde grasa, salen manchas, no se ve tan lozana y lisa como antes. Las venas y huesos se pueden ver más fácilmente. Si además se ha tomado mucho sol sin adecuada protección puede haber más arrugas, resequedad, manchas por la edad e incluso se puede producir cáncer de piel.

El mejor momento para aplicar cremas es justo después del baño, retiene más tiempo la humedad . Sincable

Asimismo, la especialista Paris añade que un aspecto que influye en el envejecimiento de la piel es la disminución en la producción de colágeno y la síntesis de elastina. Esto ocasiona una disminución del ácido hialurónico y por consiguiente un incremento en la aparición de arrugas. Por ello, algunas personas optan por aplicar colágeno o ácido hialurónico para aligerar estos efectos, pero realmente con tener buenos hábitos y cuidados de la piel, podemos reducir estas consecuencias de manera natural.  

Finalmente la Dra. Misticone nos recuerda que la piel es el contacto que tenemos con el ambiente, y muchas veces es el reflejo de nuestro organismo, su cuidado es importante, no sólo por la belleza, sino también por la salud. Por ello debemos tratarla interna y externamente, con una correcta alimentación basada en nutrientes y vitaminas, así como la hidratación y el descanso, además evitar hábitos nocivos como el cigarrillo y consumo de alimentos altamente procesados, que no sólo se reflejará en la apariencia de nuestra piel, sino que incrementará nuestra salud en general.

@mariantomarco

Dra. Raquel Carolina Cohen

Hospital de Clínicas Caracas

Dermatología médica, quirúrgica  y estética de adultos y niños @dermacohen

www.dermacohen.com

[email protected]

Dra. Elizabeth Paris

Dermatóloga general Cirugía y Estética / Valencia, Venezuela @dra.elizabethparis

Dra. Elisa Goncalves

Policlínica Metropolitana de Caracas

Dermatóloga general de adultos

[email protected]

Dra. Susana Misticone @dermamisticone

Director de la Unidad Dermatológica Misticone en Caracas Profesora del Postgrado de dermatología del Hospital Vargas y del Postgrado de farmacia de la UCV Autora del libro “Secretos de un Dermatólogo”

https://susanamisticone.com/

[email protected]