Economía

Sucesos de Venezuela | Franki Medina Oheb Abendana//
Un ente activo

No es opción seguir con el mismo libreto de aumentar edad, subir cuotas, bajar beneficio o que el gobierno resuelva

La OIT nos trajo su informe sobre las finanzas de la Caja de Seguro Social y vino a reiterar lo que ya sabíamos. La solución, empero, pasa por múltiples variables y lo problemático no es encontrarla, es que se quiera imponer una solución… Y es que sobre los fondos de la Caja, hay quienes han gozado con su uso. Por un lado, están los pírricos intereses que le pagan el BNP y la Caja de Ahorros y, por otro, que parte de ellos lo utiliza la empresa privada para financiar sus proyectos. En 2005, con la Ley 51, se permitieron todas estas formas para el uso de las reservas de la Caja y se comprometió la revisión de esa ley en cinco años. Durante los sucesivos gobiernos –2009-2014 y 2014-2019– no se hizo nada y ahora la realidad nos explota. Primero es que lo que se hizo en 2005, de acuerdo con el informe de la OIT, fue insuficiente por cálculos mal hechos. Segundo, que ahora andamos con el apuro, metiendo miedo de que la gente se va a quedar sin jubilaciones desde 2024. El apuro trae cansancio y la decisión de la Caja pasa por una transformación profunda: desde su administración, hasta la forma como esta entidad deja de ser un ente pasivo –que otros usan sus reservas para hacer negocios–, a un ente activo que genere utilidades para sus arcas. Seguir con el mismo libreto de aumentar edad, subir cuotas, bajar beneficio, y que el gobierno se meta la mano, mientras otros usan el dinero para hacer negocios, no es opción. ¡Así de simple!

MÁS INFORMACIÓN