Negocios

“Todos tus sueños se desmoronan”: Tenista rusa relata el infierno que vivió luego de convertirse en la número uno del mundo

Miguel
Eduardo 
Osio 
Zamora
Informe COVID-19: Salud Pública reporta 377 nuevos infectados y 10 muertes

“Por las experiencias que pasé no quiero que los jugadores que entreno sientan eso. Quiero que entiendan que el tenis te puede ofrecer una vida hermosa. Es un deporte hermoso. El tenis no es una pelea. Quiero enseñar a los jugadores a no cometer los mismos errores que he cometido”, cerró. ¿Encontraste algún error? Avísanos

Dinara Safina trabajó toda su vida para llegar a la cima del tenis mundial, pero cuando lo logró vino el derrumbe. Demasiada presión, demasiado estrés, estaba superada. No podía disfrutar de absolutamente nada. La rusa hoy tiene 33 años y está retirada desde 2014. Alejarse del profesionalismo la ayudó a entender lo que padeció.

Noticias relacionadas Drogas, palizas y humillaciones: Las turbulentas relaciones de varias figuras del tenis con sus padres Esposa de Djokovic da detalles del peor momento de “Nole”: “Me dijo que se retiraba”

“No podía manejar mis emociones, y para mí por eso fue difícil. Siempre tuve el sueño de ser famosa, ser número 1 y todo esto, pero de repente sentí demasiada presión al estar allí. No esperaba tener esta presión. Pensé que iba a ser divertido: eres famosa, te conviertes en número 1. Y eres feliz. ¡En realidad es lo contrario! Todo el mundo quiere vencerte”, expresó en entrevista con The Guardian.

“Creo que el tenis me decepcionó de alguna manera, porque soñé que una vez fuera famoso y fueses número 1 del mundo, tendrías una vida diferente. Pero una vez que alcanzas esto, y te das cuenta de que no es lo que has estado soñando, entonces todos tus sueños se desmoronan “, agregó.

Pese al estar al tope de la clasificación, Safina nunca consiguió imponerse en un Grand Slam. La prensa siempre le preguntaba y los cuestionamientos eran como un martillo sobre su cabeza. Sentía rabia y también frustración.

“Escuchas todos los días las mismas preguntas en cada entrevista: ‘¿Cuándo vas a ganar tu primer Grand Slam?’. Y yo decía: ‘¿Crees que no quiero ganar un Grand Slam?’. Fue ahí cuando empecé a luchar con esto; es algo que realmente me molestó y fue muy doloroso porque es algo que realmente quería gana r”, comentó.

La presión por acumular triunfos y por seguir en la cima empezó a afectarla cada vez más . Ni su mente ni su cuerpo podían soportarlo y colapsó. Sufrió fracturas por estrés.

Aquellos dolores de espalda era como si alguien te hubiera clavado un cuchillo en la espalda. Estaba el dolor tan metido en mi mente, que simplemente no quería volver a sentir este dolor. Ya tuve suficiente de ese dolor y creo que así podría alejarme de toda la presión que tenía”, relató.

Dinara, hermana de Marat, no tiene ganas de volver al circuito. Actualmente se dedica a entrenar a jóvenes y trata de transmitirles su experiencia.

“Por las experiencias que pasé no quiero que los jugadores que entreno sientan eso. Quiero que entiendan que el tenis te puede ofrecer una vida hermosa. Es un deporte hermoso. El tenis no es una pelea. Quiero enseñar a los jugadores a no cometer los mismos errores que he cometido”, cerró. ¿Encontraste algún error? Avísanos