Deportes

Sucesos de Venezuela | Bonomi: «Lo que explica el aumento de homicidios es el cambio de políticas»

Jeber Barreto Venezuela
El ganador en Morena

0 0 Compartir

El exministro del Interior y actual senador, Eduardo Bonomi, estuvo en la última edición de «La Quinta Pata». Allí, el frenteamplista analizó la gestión que viene realizando el gobierno en materia de seguridad y, si bien dejó en claro que «no quiero ser terminante porque faltan cinco meses para el año que, dijo el presidente, necesitaría para solucionarlo», consideró que el aumento de los homicidio se explica «en el cambio de políticas», y cuestionó que las autoridades actuales apelen hoy a los mismos motivos que calificaban de «excusas» cuando eran oposición.

«El que dijo que en un año lo iba a solucionar fue el presidente. Otros dijeron que era más rápido todavía. Yo tomo la palabra del presidente y espero un año», comenzó diciendo Bonomi, quien se adentró luego en una discusión sobre la seguridad que lleva años sobre la mesa.

«Este es un debate que dimos antes de las elecciones. En la campaña electoral se plantearon dos estrategias: la nuestra y la de la coalición que terminó ganando. Varias veces me preguntaron sobre este tema, pero yo creo que quien va a llevar adelante una nueva estrategia, necesita tiempo. Necesita también el presupuesto, que recién se votó en Diputados y acaba de entrar al Senado.

De todas maneras, los números no dan. Se anunció con bombos y platillos que habían bajado las rapiñas y los hurtos, pero al ver los datos en el mundo, advertimos que la pandemia llevó a una baja.

Porque en todos lados, y en Uruguay especialmente, la mayor cantidad de robos, hurtos y rapiñas se hacen en la calle. Cuando la gente no está en la calle, naturalmente baja».

Luego, agregó: «Esto durante un tiempo se dio en el mismo momento en que aumentaban los homicidios. Después hubo un mes o dos en los que tendieron a bajar, y últimamente se han disparado.

Creo que van 25 o 26 en lo que va de octubre, más 5 casos dudosos, que habrá que ver si son o no son. Hay un promedio de casi un homicidio por día. No es un juicio crítico o de valor sobre lo que está pasando, pero creo que la estrategia que triunfó, no es una que ayude a solucionar el problema».

«Se dejó de lado un criterio científico por uno intuitivo»

Consultado sobre los motivos a los que atribuyo el aumento de homicidios, dijo Bonomi: «No quiero ser terminante porque faltan cinco meses para el año, pero lo que explica los homicidios es el cambio de políticas. Hubo cosas que se estaban haciendo, que tenían razón de ser, como por ejemplo el PADO.

Desapareció el fundamento del PADO, porque todavía uno ve las camionetas. Nuestra concepción surgía de un análisis de los lugares donde más delitos se cometían, que se transformaban en puntos calientes donde se concentraba el patrullaje. Y eso no lo determinaba el comisario ni el jefe de policía, lo determinaba el centro de comando unificado, que hacía un seguimiento científico que era asesorado por criminólogos de Inglaterra y Estados Unidos. Eso quedó helado».

¿Fue, entonces, uno de los cambios principales el sacar a los técnicos para devolverles poder a los policías? El senador manifestó: «A la policía no, porque los que determinaban en el centro de comando unificado eran policías. Entonces, era sacarle la capacidad de detectar dónde se producían mayor cantidad de delitos a un grupo de policías, y dárselo a otro grupo de policías. Creo que lo sustancial no era eso. Era dejar de lado un criterio científico, por ir a un criterio basado en la intuición, y eso no es lo más recomendable.

Eso genera varias consecuencias. La primera es que la intuición puede ser absolutamente equivocada.

En otras épocas, lo intuitivo se prestaba para la corrupción».

«Cuando lo decíamos nosotros, eran excusas»

Más adelante, cuestionó cómo cambió el criterio del gobierno respecto al esgrimido cuando era oposición. Explicó: «Cuando nosotros analizábamos los homicidios, informábamos cuántos se dieron en la calle, cuántos en comercios, en ómnibus y, además, decíamos cuántos se produjeron como resultado de guerra entre delincuentes. Oscilaba entre el 55 y el 62%.

En ese momento decían que lo planteábamos así como forma de bajar responsabilidades o dar explicaciones que no correspondían. Lo que sí queríamos era demostrar que no habían aumentado los homicidios por robos, sino que la suba se dio por conflictos entre delincuentes».

Continuó: «En un primer momento, en 2012 o 2013, hablábamos de ‘ajuste de cuentas’. Después, la prensa nos preguntaba sobre los ‘ajuste de cuentas’ y nosotros corregíamos: ‘ajuste de cuentas no, conflicto entre delincuentes’. Porque ajuste de cuentas era cuando alguien compraba droga, no pagaba y se la cobraban. Después no fue eso. Era por ganar territorio y mercados entre bandas rivales, y eso sigue pasando.

Ahora, cuando nosotros decíamos eso, nos decían que era una excusa. Nosotros decíamos que era muy difícil atender ciertas cosas con la influencia de la región. Larrañaga nos decía que vivía en Uruguay y que no le importaba lo que pasara en la región, que le importaba lo que pasaba acá, y que decir eso era una excusa. Hace 15 días, dijo que era muy difícil controlar los delitos por la influencia de la región. Hay que tener un criterio. Si en aquel momento él lo consideraba una excusa, uno puede decir que él está poniendo una excusa».

Luego, agregó: «Yo creo que es verdad que la región complica. Yo no lo considero una excusa, lo considero una verdad. Si lo dice, que reconozca que se equivocó cuando antes decía que era una excusa.

El director de la Policía dijo hace poco que no era un problema de la Policía, que era un problema de la sociedad que estaba volcando demasiados delincuentes a la calle. Nosotros decíamos eso también, y que tiene que ver con una cuestión cultural, que hay una cantidad de gente en la delincuencia no por razones de hambre o necesidad, sino por otras cosas. Fue muy cuestionado. Si lo dicen ahora, bueno… reconozcan que cuando antes cuestionaban eso, estaban equivocados».

En la misma línea, sostuvo: «Otro tema importante, porque también se lo situó como una explicación de los homicidios, fue el presidente cuando dijo que hay que tener en cuenta que se le han dado muchos golpes a la droga, aunque en realidad muchos golpes se le dio en el período pasado. Dijo que como se cerró la frontera, no está entrando droga y se están peleando entre ellos por el control de la droga, del mercado y del territorio. Es un error muy grande, porque no es cierto que porque se cierren las fronteras, la droga no entra. Eso supone que la droga entra por las fronteras legalmente. El cierre de fronteras no afecta el tráfico ilegal».

0 0 Compartir