Negocios

Irritado por un nuevo juicio político, Trump le ha dicho a su personal que no le pague a Rudy Giuliani

Más aislado que nunca El presidente está ahora más aislado que nunca. Varios de sus secretarios de gabinete, los que no han renunciado en protesta, lo están evitando, su relación con el vicepresidente sigue fracturada y varios de sus altos funcionarios están programados para dejar sus puestos esta semana

(CNN) — El presidente Donald Trump, irritado por ser llevado a juicio político por segunda vez, le ha dicho a su personal que deje de pagar los honorarios legales de Rudy Giuliani, le dijo a CNN una persona familiarizada con el asunto, aunque los asesores no tenían claro si las instrucciones del presidente eran en serio dado que, después de los eventos del día, estaba atacando a casi todo el mundo, no solo a Giuliani.

Trump se convirtió el miércoles en el primer presidente en la historia de Estados Unidos en ser llevado a juicio político en dos ocasiones, una semana después de que una turba irrumpiera en el Capitolio del país luego de un discurso del presidente que impulsó a sus partidarios a luchar contra el conteo de los votos electorales que confirmarían la victoria del presidente electo Joe Biden. La insurrección dejó cinco personas muertas, incluido un agente de la Policía del Capitolio, y obligó a la capital de la nación y las capitales estatales de todo el país a prepararse para posibles actos de violencia durante la toma de posesión de Biden la próxima semana.

Trump contempla usar indultos presidenciales para distraer la atención del juicio político y los disturbios Desde hace mucho tiempo, Trump ha estado culpando a su abogado personal y a muchos otros por la situación en la que se encuentra ahora, aunque no ha aceptado ninguna responsabilidad en público o en privado, dijeron a CNN personas familiarizadas con su reacción. Todavía se espera que Giuliani juegue un papel en la defensa en el juicio político de Trump, pero hasta ahora ha quedado fuera de la mayoría de las conversaciones.

Rosario Marín: Vergonzoso que haya quienes defiendan a Trump 1:40 Otra fuente de la ira de Trump es el líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, quien enfureció aún más al presidente el miércoles al afirmar que él es responsable de los disturbios de la semana pasada. El presidente ya estaba molesto con McCarthy después de que el republicano de California dejara sobre la mesa la opción de censurar a Trump en una carta a sus colegas a principios de esta semana.

Los detalles sobre los honorarios legales de Giuliani fueron reportados por primera vez por el diario The Washington Post.

Más aislado que nunca El presidente está ahora más aislado que nunca. Varios de sus secretarios de gabinete, los que no han renunciado en protesta, lo están evitando, su relación con el vicepresidente sigue fracturada y varios de sus altos funcionarios están programados para dejar sus puestos esta semana.

publicidad Un asesor de la Casa Blanca le dijo a CNN que «todos están enojados con todos» dentro de la Casa Blanca y que el presidente está molesto porque cree que la gente no lo defiende lo suficiente.

«Está en modo de autocompasión», dijo la fuente, que añadió que Trump se quejó de que ha estado bajo asedio durante cinco años y que ve este último juicio político como una continuación de eso.

Pero muchas personas cercanas a Trump ven la situación actual distinta a su primer juicio político, cuando fue acusado de presionar al gobierno de Ucrania para que investigara a Biden y con ello tratar de influir en las elecciones presidenciales.

LEE: Aprueban segundo juicio político a Trump: minuto a minuto «Sus acciones llevaron las cosas hasta aquí, nadie más», dijo el asesor de la Casa Blanca. Y agregó: «instigó a una turba a avanzar contra el edificio del Capitolio para detener la certificación, no va a encontrar muchos republicanos comprensivos».

Juicio político a Trump será una aberración, según analista 1:04 Sin defensores Durante el último intento de juicio político, los aliados de Trump dentro y fuera de la Casa Blanca lo defendieron públicamente. Esta vez no se materializó ningún esfuerzo similar y el liderazgo republicano de la Cámara de Representantes decidió no presionar a sus colegas para que se mantuvieran en la misma línea. En cambio, les permitió votar según su conciencia. Diez republicanos votaron junto con todos los demócratas para aprobar el cargo único de juicio político.

Con Twitter, su modo de comunicación favorito, no disponible para él después de que Trump fuera expulsado de la red social el viernes, a otra persona cercana a la Casa Blanca le preocupaba que el presidente pudiera actuar con más violencia.

«Ha estado atrincherado en la residencia, eso nunca es algo bueno. Está solo, no hay mucha gente con quien intercambiar ideas; siempre que eso sucede, recurre a sus peores instintos», dijo esa persona. «Ahora que Twitter no está disponible, sólo Dios sabe cuál será la forma de expresarse».

Rudy Giuliani