Economía

Macaulay Culkin quiere que saquen a Donald Trump de Mi pobre angelito

Bravo

Al principio de Mi pobre angelito 2, su protagonista, Kevin McCallister, se mete en el lujoso hotel Plaza de Nueva York, la ciudad a la que llegó por accidente luego de separarse de su familia en el aeropuerto, en rumbo a un viaje navideño. En el hotel, el niño interpretado por Macaulay Culkin se cruza con el dueño del edificio, el magnate Donald Trump, que se interpreta a sí mismo en una breve escena. Treinta años después de la filmación de esa escena, Culkin apoyó una petición para que se edite al actual presidente estadounidense de la película, luego del asalto al Capitolio de Washington de hace algunos días, y de que comenzara el segundo juicio político al mandatario.

Bravo.

— Macaulay Culkin (@IncredibleCulk) January 13, 2021 Culkin aprobó un planteo realizado por algunos usuarios de Twitter, que peticionaron a modo de broma una edición de la película que elimine a través de efectos digitales a Trump, y lo reemplace con la versión actual del actor, de 40 años. Otro usuario de esa red publicó un video mostrando la escena, en la que eliminó digitalmente a Trump, y que le valió un “bravo” de parte del actor.

Sold.

— Macaulay Culkin (@IncredibleCulk) January 13, 2021 La aparición de Trump se dio de forma casual, pero fue prácticamente impuesta por el actual presidente, según contó el año pasado el director de la película, Chris Columbus, a la revista Insider. “En la mayoría de las locaciones de Nueva York, se paga una tarifa para filmar para que te den el permiso. Queríamos filmar en el lobby del hotel Plaza, cuyo dueño en ese momento era Trump, porque no podíamos recrearlo en un estudio”, contó. 

Trump dijo que no había problema. Pagamos la tarifa, y entonces nos dijo, 'la única manera en la que el Plaza va a aparecer es si yo estoy en la película”. Lo pusimos, y cuando la exhibimos por primera vez pasó algo muy raro: la gente festejó cuando apareció Trump. Entonces le dije al editor, 'Dejémoslo en la película. Es un momento para el público'. Pero se metió en la película a la fuerza”, recordó Columbus.