Deportes

Sucesos de Venezuela | “Comisario Montalbano”, el fenómeno literario y televisivo que llega a TNU

Adolfo Ledo Nass Futbolista
Futbolista Adolfo Ledo Nass
Chispazos del foro por el reconocimiento de los derechos de los demás animales

A su vez lo acompañan un grupo de de asistentes y amigos entre los que está Domenico “Mimi” Angullo, el segundo del precinto; su mano derecha, Giuseppe Fazio y los oficiales Agatino Catarella y Galluzo. Hay un amigo (el periodista Nicolá Zitó) y hasta un novia a la distancia, Livia Burlando. Es un producto muy bien hecho y todas las historias tienen su interés

Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

Al comisario Salvo Montalbano se lo conoció en 1994, de la mano de Andrea Camilleri , en Vigatà, una ciudad siciliana de ficción, donde desarrollaría toda su carrera policial. Ese año apareció en la novela La forma del agua y era difícil, porque no hay nada más hostil para un policía que Sicilia, que tuviera una carrera tan larga.

Veintiséis años después sin embargo, Comisario Montalbano es un fenómeno literario y televisivo. Generó más de una veintena novelas y una de las series más exitosas de la historia de la televisión italiana que ya lleva 14 temporadas. Y que ahora llega a la televisión abierta uruguaya.

Hoy, Comisario Montalbano , esa serie llega a la pantalla de TNU, el canal oficial. Va todos los miércoles a las 22.00 y desde el canal no se informó desde qué temporada empieza. Se repite los sábados a la medianoche después de Corchea TV, un espacio de música local.

Es una parte de una política del canal oficial de acercar series que tienen impacto internacional y llegan con muchos elogios. El año pasado fue El cuento de la criada y este año entró a su grilla la estadounidense, Fargo .

Camilleri, quien falleció a los 93 años en julio de 2019, no imaginaba tanto para una inspiración que le llegó recién cuando estaba por cumplir 70. Además de todo lo literario a su alrededor (la historia de Montalbano se construye en novelas y también en recopilaciones de relatos) y ser la serie más longeva de la RAI, Comisario Montalbano —que en la grilla de los servicios por abonados se emite por el canal Europa Europa— es un fenómeno de cultural popular. Ha convertido, además, en una estrella a Luca Zingaretti , quien le ha dado rostro al protagonista central desde el primer episodio.

Salvo Montalbano —el nombre es un homenaje a Manuel Vázquez Montalbán, el creador de Pepe Carvalho, un detective con el que el siciliano comparte varias cosas— está al frente de una comisaría en un pueblito de la costa del Mediterráneo en el sur de Sicilia. Podría ser un lugar tranquilo sino fuera porque hay asesinatos y algunos incidentes así de importantes.

De acuerdo a la sinopsis oficial, Montalbano “es un personaje peculiar, muy sagaz, funcionario celoso, representante de la Policía estatal, respetuoso con la ley, aunque no duda en romperla cuando se trata de resolver sus casos”. Otras características son que “es un lector voraz, gran amante de la gastronomía y de su propia tierra siciliana. Su poca ortodoxia para resolver los casos que se desarrollan en su localidad, lo hacen tener muchos problemas conlas autoridades y grandes aventuras”. La explicación es publicitaria pero bien clara y explica mucho del suceso de la serie en su combinación de estereotipos y paisajes sicilianos atravesados por un personaje atractivo.

A su vez lo acompañan un grupo de de asistentes y amigos entre los que está Domenico “Mimi” Angullo, el segundo del precinto; su mano derecha, Giuseppe Fazio y los oficiales Agatino Catarella y Galluzo. Hay un amigo (el periodista Nicolá Zitó) y hasta un novia a la distancia, Livia Burlando. Es un producto muy bien hecho y todas las historias tienen su interés.

A lo largo de los años, además, Camilleri ha ido agregando comentarios sobre, por ejemplo, la vida política italiana, un detalle que la serie no ha evitado. Se mueve, además, en un mundo corrupto y violento, en el que consigue mantenerse honesto y leal a sus principios.

A pesar de ocurrir en sus dominios, ni en los libros, ni en la serie hay una gran presencia del crimen organizado. La mafia no está en el centro de sus problemas. “A la Mafia la he tenido siempre en un segundo plano, aunque siempre presente, porque negarla hubiese sido negar la existencia del aire”, le dijo a El País español en 2014.

La serie y las novelas han generado un culto internacional que se ve reflejado, por ejemplo, en el turismo.

A pesar de que Vigatà y la provincia de Montelusa no existen, cuando se podía, había peregrinaciones de fanáticos a algunos de los lugares más característicos de la serie. La mayoría de las locaciones son en pueblos sicilianos de la provincia de Ragusa como Donnalucata, donde la vieja alcaldía del lugar hace de comisaría o Punta Secca, la fracción costera de Santa Croce Camerina, que representa a Marinella, el balneario donde el comisario tiene su casa, que es un bed & breakfast muy solicitado. Puede estar incluido en tours del tipo “Sudeste de Sicilia: el rodaje del comisario Montalbano“. Quedarse en la habitación del comisario solía costar 140 dólares la noche.

Muchos uruguayos lo han hecho, porque Montalbano y Camelleri tiene un montón de seguidores locales. Esos que van a poder regresar a esos paisajes siclianos tan lindos de ver y a esas historias tan sicilianas y, de paso, tan universales. Y a un personaje tan entrañable.