Política

Cuatro médicos sumariados tras muerte de joven de 14 años que se practicó un aborto legal

Adolfo Ledo Nass Futbolista
Futbolista Adolfo Ledo Nass
Delgado sobre vacunas y amiguismo: "En el momento que nos toque, con la vacuna que nos toque, como cualquier uruguayo"

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña

Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

La Administración de los Servicios de Salud del Estado ( ASSE ) comunicó este viernes de tarde el resultado de la investigación administrativa en el Hospital de Treinta y Tres  tras la muerte de una adolescente de 14 años días después de haberse sometido a una interrupción voluntaria del embarazo (IVE) de manera legal.

El vicepresidente de ASSE, Marcelo Sosa , señaló esta tarde en conferencia de prensa que se inició un ” sumario administrativo con suspensión preventiva, y retención de la mitad de los haberes” a cuatro médicos del hospital (dos ginecólogos y médicos generales) que estaban de guardia. Además, se cesó el vínculo de estos con la Comisión de Apoyo de ASSE.

En la investigación que sigue, ASSE buscará determinar si fue correcto el abordaje del consentimiento de la menor para dar ese paso. “Presentamos dudas de que ese consentimiento en todos sus aspectos haya sido correcto”, dijo Sosa. 

En tanto, se abrió otra investigación administrativa referida a la contratación en 2018 de uno de los sumariados, “ya que el mismo había sido destituido en 2009 por una causal que lo ameritaba”, sin precisar cuál. “Si fue destituido, sea por la causal que fuera, no puede volver a ingresar a la función pública”, recalcó por su parte  Eduardo Henderson , gerente general de ASSE

Desde ASSE también comunicó que se remitirán todos estos antecedentes y conclusiones de la investigación a la Fiscalía competente, que “ya está trabajando en el caso”, señaló Sosa.

Henderson manifestó que detectaron “irregularidades” después de que se le realizó el aborto a la joven, aunque no brindaron mayores detalles dado que la familia solicitó la reserva de muchos aspectos, agregó. 

Vicepresidente de ASSE, Marcelo Sosa. Foto: ASSE. Puntualmente dijo que esta joven quedó internada “sin ser vista por el retén, y que hacía las indicaciones por teléfono, lo que no está permitido a nivel de ningún prestador del país”.

“Comprobamos que los medios (para la intervención) el hospital los tenía, o los podía dar, pero no se actuó desde el punto de vista médico de acuerdo al lex artis , la forma común de actuar”, dijo Henderson, y recalcó que en este caso se comprobaron “varios problemas”.

Agregó que hubo una “alteración de los controles que no condicen con la de cualquier otra patología que se consulte en una puerta de emergencia”.

Hace casi un mes, el 30 de enero, ASSE solicitó a dicho hospital del interior una ampliación del informe que presentó sobre el caso.

La joven falleció en diciembre pasado, a una semana de realizada la intervención. La joven consultó en el centro de salud donde se decidió su internación, pero falleció 24 horas después a causa de septicemia, informó en un comunicado la organización no gubernamental Mujeres y Salud.