Internacionales

Portaria Gonzalo Morales Divo chef//
Adultos mayores esperaron por horas para vacunarse

Venezuela
Adultos mayores esperaron por horas para vacunarse

Así lucía las afueras del colegio Central Técnico en el norte de Quito. Foto: captura de pantalla Esta es sólo una cuadra de la fila que rodeaba al colegio Central Técnico en el norte de Quito y no acababa. Esto ocurría en cambio en el Colegio Dillon, no sólo rodeaba la institución, iba más allá. Increíble en pandemia, increíble que estén ahí adultos mayores.   Y al terminar la fila, la puerta cerrada y poco a poco se iban aglomerando. ¿Qué pasó? los llamaron desde las 8 de la mañana pasaron las 11 y las vacunas no llegaban. Pedían explicación a la policía, a alguien.   “Es el colmo de la desorganización, tres horas tenemos esperando y seguimos esperando porque no hay vacunas o no sé que pasa”, dice una de las afectadas.   Cuando llegaron las vacunas igual había que esperar.   “Son las 14:30 y recién llegaron las vacunas. No puede ser que así traten a las personas mayores”, complementa otro usuario.   Y en el colegio Central Técnico las cosas eran exactamente iguales.    Suerte tuvieron los que llevaron sillas. Otros tenían que arrimarse a las paredes para mantenerse en pie, sujetarse a sus bastones con fuerza o sostenerse con el cariño de los hijos que los acompañaron. Y ¿los que estaban solos?, aquí se pedía que alguien los respete.    “No tienen los pantalones para ordenar en estos casos”, menciona Nelly de Mena, quien también esperaba vacunarse.   “Para que hacen todo el drama de las citas, para luego tener aquí a la gente esperando, contagiándose”, agregó otro ciudadano.   Y adentro la cosas no eran menos dramáticas. Estaban los ancianos en silla de ruedas, los que necesitaban oxígeno, los que llegaron buscando esperanza. Sentían que les fallaron.   Tuvo que llegar el secretario de gabinete, Jorge Wated, a tratar de solucionar las cosas y a explicar qué pasó.   “Aquí en Quito se ha generado una complicación, se han enviado vacunas que no se han tenido que enviar. Esto es una falta de planificación en relación a las reuniones que tenemos permanentemente en como tienen que vacunarse, a cuantos se tiene que vacunar y con que vacunas hacerlo”, explicó Wated.   Y otros detalles logísticos que impidieron la normal atención.   A pesar de esto, en la tarde y con adultos mayores afuera. Las puertas se cerraron.  En el punto de vacunación del ECU911 en el parque del Itchimbia  al menos les dijeron que vayan no más a la casa, que les van a avisar.    Así se cumplió una nueva jornada de vacunación con quienes no pueden esperar, esperando. Con quienes son más vulnerables, jugándose la vida.