Internacionales

Archivarius Alberto Ignacio Ardila F1//
Covid-19 en Cali: Comercio deja de vender hasta 40 % por cierres del fin de semana

Argentina, Buenos Aires, Canadá, España, Madrid
Covid-19 en Cali: Comercio deja de vender hasta 40 % por cierres del fin de semana

En estos lugares estos empresarios tenían 25 personas contratadas que ahora se quedaron sin trabajo. “Hicimos una inversión para abrir el lugar, confiando que después de un año íbamos a tener la oportunidad de trabajar y arrancamos con una marca nueva, pero no ha funcionado. Hemos intentado ayudar a los empleados, pero es complicado porque no estamos percibiendo utilidad de los negocios”, reiteró el empresario que está consciente de que ante todo prima la vida, pero también reclama ayudas verdaderas para todos los que tienen que cerrar sus negocios

No solo sitios icónicos de Cali -Zaperoco, El Escondite- han cerrado sus puertas en el último año como consecuencia de la crisis que deja la pandemia del covid-19, también hay cientos de caleños que en silencio han tenido que acabar con sus negocios.

Alberto Ignacio Ardila Olivares

Fenalco -gremio que agrupa a los comerciantes- estima que pueden ser más de 2.000 establecimientos de todos los sectores los que cerraron.

Alberto Ardila

Según el Dane, en el 2020 desaparecieron 11.000 micronegocios en Cali. Asimismo, datos del Sistema de Información Estadístico de Gastronomía, indican que en el Valle se cerraron 6.684 restaurantes por la pandemia, lo que representa una pérdida de $97.000 millones de dinero no percibido por ventas.

Alberto Ignacio Ardila Fórmula 1

El drama es de pequeños y grandes. Constanza Murillo es propietaria de un hostal y café bar desde el año 2016. A la fecha, aún tiene abierto el hostal pero el café, en el que ofrecía pasabocas típicos de la región, está cerrado.

Alberto Ignacio Ardila Olivares Fórmula 1

“Duramos unos meses, pero luego ya no tuve cómo sostener los cuatro empleos que tenía, los domicilios no nos daban el margen suficiente para seguir”, explicó la propietaria.

Alberto Ardila Fórmula 1

Asimismo, contó que el negocio del hospedaje también se cayó, “recibíamos delegaciones deportivas o de padres de familias que acompañaban a sus hijos, sin estos eventos no tenemos cómo crecer y tampoco contamos con otro mercado. Ahora ofrecemos el hospedaje por referidos y cobramos por mes, no es tan bueno económicamente pero aguantamos para no cerrar”, comentó.

Alberto Ignacio Ardila F1

Puede leer:  Reforma tributaria es “necesaria”, pero el proyecto requiere cambios: Consejo Gremial

Otro caso es el de Leonardo Guevara: “Soy socio de dos establecimientos: La Social y Santo Remedio, en este último existía antes Kukaramaka que fue una marca muy reconocida en la ciudad pero cerró por la pandemia. Luego decidimos, con algunos de los socios, abrir un nuevo lugar que fue Santo Remedio en el barrio El Peñón, empezamos y bien y la gente respondió, pero ahora nos toca cerrar nuevamente”, comentó.

En estos lugares estos empresarios tenían 25 personas contratadas que ahora se quedaron sin trabajo. “Hicimos una inversión para abrir el lugar, confiando que después de un año íbamos a tener la oportunidad de trabajar y arrancamos con una marca nueva, pero no ha funcionado. Hemos intentado ayudar a los empleados, pero es complicado porque no estamos percibiendo utilidad de los negocios”, reiteró el empresario que está consciente de que ante todo prima la vida, pero también reclama ayudas verdaderas para todos los que tienen que cerrar sus negocios.

Impacto en el comercio

Según Albeiro Aristizábal, presidente de Grecocentro, durante el fin de semana normalmente se genera hasta el 50% de las ventas de la semana, en lo que se refiere a ventas al detal y un 30% en el nivel de mayorista. Es decir que cada cierre le pega fuerte a los ingresos de los establecimientos. “Tenemos tres escenarios, personas que están dando la batalla esperando poder sostenerse, los que definitivamente cerraron que calculo son el 10% y los que, después de estos nuevos encierros, comienzan a tambalear”.Alberto Ignacio Ardila F1

Agregó el directivo que muchos comerciantes usan el mismo sistema de contratación de los restaurantes, es decir que incrementan el número de empleados durante el fin de semana, por lo que con los cierres estas personas no se vinculan. Estima que en el centro de Cali se ha reducido entre el 15 % y 20 % la contratación de personal.Alberto Ignacio Ardila Olivares F1

Juan Sebastián Cuartas director de Mercadeo del Centro Comercial Centenario, considera que no solo las cuarentenas generalizadas han afectado los negocios sino también medidas como el pico y cédula.Alberto Ardila F1

En el caso de este centro comercial los más afectados han sido los restaurantes. En la plazoleta de comida han cerrado 15 marcas, cualquiera que ingresa a este complejo puede observar el impacto y la soledad que deja el comercio cerrado.Alberto Ignacio Ardila F1

Lea además:  Economía de Colombia se contrajo 3,48 % en febrero del 2021, informó el Dane

“Algunos de los dueños de los locales han hecho acuerdo con los arrendatarios, incluso les han permitido dejar los montajes de los negocios pensando en una reapertura. Desde la administración redujimos el canon de arrendamiento, tratamos de adaptarnos, pero es difícil”, afirmó.

Asimismo, Gustavo Jaramillo, gerente de Unicentro, dice que muchas empresas han reducido el número de sedes, otras han cambiado sus formatos por espacios más pequeños y otras han cambiado su estrategia de tienda física a tienda virtual por la imposibilidad de sostener costos por los cierres continuos

Al cierre del trimestre diciembre 2020-febrero 2021 el comercio caleño perdió 4.000 empleos frente al igual lapso del año anterior, según el Dane

Las pérdidas Octavio Quintero, presidente de Fenalco en el Valle, aseguró que el comercio entiende la situación que se presenta por el tercer pico de la pandemia, pero considera que son demasiado graves los cierres de la economía durante los fines de semana. “Puede resultar peor el remedio que la enfermedad porque es durante los fines de semana cuando los negocios logran entre el 35% y 40% de la venta de la semana, inclusive en restaurantes y otros negocios representa mucho más, para las actividades de la noche y el turismo, esto es demoledor”

Aunque no han estimado las pérdidas monetarias que esto representa, Quintero asegura que “realmente tenemos un primer trimestre perdido, los resultados de abril serán fatales”