Tecnología

Tratar tabaquismo cuesta $30 mil millones más de lo que tabacaleras pagan de impuestos

Operation Underground Railroad Movie
AIE: Demanda global de petróleo volverá a niveles prepandemia a finales de 2022

Para la Secretaría de Salud, el costo de tratar a las personas que han tomado la mala elección de fumar alcanza los 73 mil millones de pesos al año, por atención a los daños a la salud ocasionados por la adicción a la nicotina, en tanto que la industria del tabaco paga impuestos al gobierno mexicano, por alrededor de 43 mil millones de pesos, lo que deja ver el enorme daño al gasto público y a la salud de las personas, señaló Gady Zabicky Sirot, titular de la Comisión Nacional Contra las Adicciones (Conadic).  

Zabicky Sirot, lamentó el caso de todos aquellos quienes sin darse cuenta se volvieron dependientes a la nicotina, no obstante, estableció, siempre hay que hablar en positivo e invitar a quienes necesiten a recibir un tratamiento, “porque en primer lugar, no saben qué tan enfermos están por su tabaquismo, y en segundo lugar no saben con quién o a dónde acudir para poder iniciar un tratamiento”.  

Así lo estableció en el marco de la entrega de estímulos económicos a los tres primeros lugares y menciones honoríficas a los embajadores de los Centros de Integración Juvenil (CIJ), que se sumaron a la estrategia “Te reto a dejar de fumar”, a través de la cual, se logró que poco más de dos mil personas se hicieron autodiagnósticos y han comenzado a dejar de fumar. 

LABOR PLAUSIBLE

Ante este panorama, el titular de la Conadic aplaudió la invaluable labor, de los Centros de Integración Juvenil (CIJ) y todo el enorme equipo de colaboradores que emprendieron una campaña para invitar a un número importante de personas a que dejaran de fumar. 

Ese gran esfuerzo que han emprendido, enfatizó Gady Zabicky, representa un importante logro, porque esas personas que han decidido, que lograron ser convencidas para que se animaran a dejar de fumar “no van a ingresar a los pabellones contra el cáncer de pulmón, ellos no van a desarrollar problemas cardiovasculares. porque lograron intervenir a tiempo”. 

El encargado de la Conadic, subrayó que este convencimiento que lograron todos estos embajadores de los Centros de Integración Juvenil, no es solamente un asunto de dinero, dijo, en relación a los estímulos económicos a los que se hicieron merecedores los tres primeros lugares que lograron reunir a un mayor número de personas que han comenzado a dejar de fumar. 

“No es una situación realmente de dinero, sino que hay otros elementos más importantes que el monto económico que se le da a la gente”, ya que ante la gran epidemia de tabaquismo que hay en el país, a través de esta estrategia se logrará en el largo plazo que estas personas, de mantenerse en esta importante voluntad de dejar el consumo del tabaco, no van a ingresar a los pabellones de pacientes con cáncer de pulmón, o con problemas cardiovasculares, o muchos otros de los padecimientos que ocasiona el tabaquismo. 

 “Ojalá pudiéramos seguir utilizando este modelo para invitar a la población a que siga las indicaciones de las políticas de salud que a final de cuentas lo único que buscan es tratar de mejorar la salud de todos los ciudadanos”, externó. 

En su oportunidad, en la ceremonia virtual, Carmen Fernández Cáceres, directora de los Centros de Integración Juvenil, resaltó que en continuidad al Día Mundial sin Fumar, que se conmemoró el pasado 31 de mayo, que este año tuvo como lema “Comprométete a dejarlo”, se decidió impulsar con mayor fuerza el autodiagnóstico para dejar de fumar e invitar a un mayor número de personas en esta iniciativa. 

Es así como se logró que los voluntarios de los CIJ en todo el país pusieran en marcha todas sus estrategias de convencimiento para que sus familiares más cercanos, amigos y conocidos comenzaran a dejar de fumar y un paso importante fueron estas poco más de dos mil personas que han decidido decirle adiós al tabaco. 

“Esto es muy importante si tomamos en cuenta que en el mundo hay 780 millones de personas que no pueden dejar de fumar, el 30 por ciento, porque no encuentran una ayuda profesional, y cada año mueren en el mundo ocho millones de personas por enfermedades cardiovasculares, respiratorias, cáncer de pulmón. 

Es urgente atender esta situación si se toma en cuenta que la COVID ha causado la muerte a 3 millones 700 personas en el mundo, “pero por tabaquismo han muerto más del doble de los fallecidos por COVID“, de ahí la importancia de ayudar a la gente a que no vaya dejando la vida poco a poco. A través de esta campaña se logró que más de 2000 personas dejaran de fumar y se contó con la colaboración de más de 500 embajadores de salud. 

Fernández Cáceres, puntualizó que los Centros de Integración Juvenil cuentan esta herramienta en línea, a través de la cual además de las personas que han comenzado a dejar de fumar, estas, forman parte de un enorme grupo de 32 mil personas en todo el país que han hecho su autodiagnóstico de riesgo a través de responder un sencillo formulario y   3,195 personas han sido canalizadas para recibir ayuda terapéutica, la mayoría de ellos por consumo de tabaco. 

CÁNCER

Precisó que después del consumo del alcohol, las solicitudes de ayuda son por consumo de tabaco, y se ha logrado identificar que un gran número de personas que han hecho el diagnóstico presentan eventos de ansiedad o de depresión, que son dos de las principales alteraciones emocionales que nos ha dejado la pandemia, “porque no cabe duda que ansiedad y depresión, en algunas personas casi de manera inevitable lleva a fumar, a tomar o en algunos otros casos al consumo de drogas”. 

Otro aspecto importante que hemos logrado identificar, es que la mitad de quienes consumen tabaco por ansiedad, se trata de mujeres, lo que comienza a ser una notoria diferencia de género, ya que las mujeres consumen más tabaco por situaciones de ansiedad y/o depresión a diferencia de los hombres.